lunes, 12 de abril de 2010

Conjuguemos el tiempo.




Y como cualquier tarde de Domingo estoy aquí, sentada, mirando el reloj de la cocina al que oigo sonar, pero sus manecillas no se mueven. No hay otro reloj más en la sala, marca las 12 de la mañana.

Comiendo como cualquier domingo, aceitunas verdes. Y tanteando aver qué se me ocurre para contar.

Hace meses que tengo imsomnio y no consigo dormir. Por más que intento siempre tengo un run run en mi cabeza que me impide hacerlo. Demasiada fiesta a la que estoy sometida la mayor parte del tiempo.

Bebida, buena música y amigos es lo que proboca el, al que yo llamo, "ÉXTASIS VITAL", que es lo que acaba siendo mi imsomnio nocturno.

Aún recuerdo la mirada de Kevin alejándose lentamente por aquel garaje. El esperado y fuerte abrazo junto a las palabras de Fran en ese momento y las lágrimas que derramé al verle. Después de tanto tiempo. Y mis brebes pero intensas conversaciones en inglés con cuatro que yo me sé.

Las conjugaciones, las risas, los abrazos. No se, dicen muchas cosas pero a la vez no dicen nada.


COLECCIONA LO INCOLECCIONABLE.

8 comentarios:

  1. que las conjugaciones sigan caminando y las vivencias contandose como lo haces
    muy buen blog

    ResponderEliminar
  2. sentada viendo el reloj ..
    si muchas veces....

    bonito blog

    ResponderEliminar
  3. Ver el reloj, que bonita afición.
    Te sigow.♥

    ResponderEliminar
  4. Quiero que llegue el finde para volver a ese Éxtasis Nocturno!!!
    Me encanta tu blog :)

    ResponderEliminar
  5. Follow! follow! follow!

    http://newaverock.blogspot.com/

    ResponderEliminar