lunes, 15 de noviembre de 2010

Ingenuidad.


Cuando abrí este blog me prometí jamás hablar de ello, pero, creo, que ha llegado el momento.
Y tengo que soltarlo, no puedo retenerlo más, y cuántas veces ha explotado pero se ha seguido escondiendo...

Sí, ese es, ese que te hace perder la cabeza hasta hacerte desaparecer, ese que, según dicen, mueve el mundo, traspasa fronteras y cura enfermedades. Es cierto. Pero ahora mismo está parado y no responde.

No sé si es mi culpa, o es de lo que gira entorno a mí...


Hoy estoy temblando a rás del suelo, fuí ingenua y debolví mi aire.
Y sé que ahora la vida es un desierto por amar a corazón abierto.











No se parece en nada a cómo lo pintan.

Frío, nostalgia, olvido, dolor, recuerdos.






Ahora ya no sólo las hojas de los árboles de este frío otoño comparten mi memoria.

4 comentarios:

  1. son nuestros pensamientos los que nos entorpecen:)

    ResponderEliminar
  2. me encantó tu entrada y sinceramente pareciera que estás hablando del amor y si es así por más bello que sea tienes momentos que nos hacen sufrir demaciado :/ besito te sigo .

    ResponderEliminar
  3. me gusta mucho el blog!!

    http://elbasaez.blogspot.com/
    http://beyourselfp.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. me encanta elbblog, te sigo!!!
    http://www.thefourthcornerofstephanie.blogspot.com/
    xoxo

    ResponderEliminar